Buenos Aires, Argentina - online
+5491165683709
info@astroconstelaciones.com

Ensueño Dirigido

Psicología profunda de Carl Gustav Jung

Jean Lecomte du Nouÿ “El sueño del Eunuco”, 1874

La técnica de Ensueño dirigido es una técnica de exploración del inconsciente mediante la facultad imaginativa, en la que el consultante es el protagonista de su propia narración. Está enmarcada dentro de las corrientes denominadas como “oniroterapia” ya que trabaja a nivel onírico (ensueño despierto). Se basa en la obra de Carl Jung y los arquetipos e inspirado en la técnica que enseñaba y usaba Jung con sus pacientes llamada imaginación activa. Es una técnica que logra muy fácilmente sortear las barreras de las resistencias, por lo que suele tener muy buenos resultados.

Esta técnica fue desarrollada por Robert Desoille en 1930, ingeniero y psicoanalista francés, quien procuró crear una técnica a medida que fuera lo suficientemente estructurada como para dar un cauce al tratamiento y al paciente, pero también profunda y simbólica para que el inconsciente pueda expresarse libremente.

Las primeras 2 o 3 sesiones son para conocernos y asegurarnos de que es el trabajo apropiado ya que no se trabaja con consultantes con sintomatología. Nos vamos conociento, te explico cómo se trabaja con el ensueño, vemos cuales son los temas que querés trabajar, etc.

Luego empezamos con los ensueños. Hay un total de 12 ensueños a realizar. Se dedica una sesión al ensueño dirigido. El consultante entra en un estado de relajación no hipnótica, y empieza a imaginar una historia guiada por el analista quien le va haciendo preguntas y le va dando ciertas directivas. Ese ensueño será nuestro material de trabajo en las siguientes sesiones. El ensueño se graba y luego se desgraba para ser analizado punto a punto.

En las siguientes sesiones, que pueden ser varios meses, vamos analizando cada uno de los símbolos que fueron surgiendo de tu inconsciente. De esta forma van apareciendo recuerdos y asociaciones olvidadas o reprimidas. Se produce una actualización de la memoria y una reestructuración del inconsciente que se va vaciando de contenidos obsoletos. Al finalizar el análisis del ensueño, después de haber abordado cada uno de los símbolos que aparecieron, pasamos al siguiente ensueño.

Cada ensueño trabaja con una temática diferente y más profunda al anterior, siendo el propio acto de ensoñar un disparador de los procesos de simbolización.

Es posiblemente una de las técnicas donde el consultante es más activo, ya que es el creador de su propia narrativa, y se fomenta fervientemente la interpretación de cada contenido mediante la libre interpretación del paciente, permitiendo que siga emergiendo material inconsciente no sólo durante el ensueño, sino durante las sesiones de análisis.

Es interesante observar como después de realizado un ensueño y durante el análisis del mismo, van apareciendo situaciones cotidianas casi de forma sincronística. Recuerdo, como experiencia personal, encontrar una fotografía de mi infancia días después de realizado un ensueño, que representaba muy bien lo que había observado durante la técnica y me ayudó a recordar y reinterpretar situaciones de mi infancia de una manera que no hubiera podido hacerlo de otro modo.

¿Dónde atendés? ¿Qué precio tiene la consulta?

Las sesiones de ensueño dirigido tienen un valor de 50 dólares y duran 50 minutos aproximadamente. Las sesiones se realizan semanalmente (no puede hacerse de forma quincenal). Las sesiones se realizan a través de la plataforma Zoom y se abonan por anticipado a este link.

Este trabajo está excluido si tuviste episodios psicóticos con delirios, alucinaciones, pérdida de la realidad, o estás tomando antipsicóticos. En este tipo de casos es mejor recurrir a instituciones donde el trabajo es interdisciplinario.

Trabajo únicamente con consultantes sin sintomatología. Si la persona presenta síntomas de psicopatología, debe realizar un tratamiento psicológico tradicional.

Los servicios brindados no implican el ejercicio profesional de la psicología, bajo ningún concepto, ya que el ejercicio de la psicología implica la utilización de técnicas científicamente probadas o académicamente aceptadas. Este trabajo no es una psicoterapia psicológica, sino un trabajo de autoexploración, que bajo ningún concepto reemplaza una psicoterapia, ya que de lo contrario sería incurrir en un delito.